jueves, 14 de abril de 2011

FraC

No hay comentarios:
*Hoy me quite como medio kilo de varonilita de mi cara, y sé que luzco bien, pero no me identifico mucho, y sé que es un riesgo para mi estado civil, pero quiero probar como siempre.

*Si me quieres deber algo que no sea un beso; no por el morbo a que te arranque lo que me prometiste, sino por la sensatez que debes tener, para comprender mi respuesta si nunca me lo pagas.

viernes, 8 de abril de 2011

Prodigio a Chance (21.5. 1.13.16)

5 comentarios:
Estoy sentado con la mente hay… en ningún lugar.

Sostengo por un hilito a este corazón que serpentea, y se mueve tan bruscamente lejos de mí famosa tranquilidad y claridad de las cosas. Estoy esperando a verme morir, aquí desde primera fila, verme en tercera persona; morir como resultado de un beso y preguntas que repito por enésima vez y me decepciona la respuesta por enésima vez... si en contra de todos mis pronósticos no muero allí, no sé qué hacer (pero esa es de forma abstracta, la piedra angular de toda mi gritería, aquí y antes)

De quienes me entendieron con claridad, guardo cenizas por que fueron eras pasadas y les pido que otorguen (las nuevas eras se deben escribir a ciegas)

 De mi inexplicable encanto a veces me cohíbo a posta (hasta me trastorna verme así) De la recurrente frase que escucho en varias voces, congelo mi piel por ser barato, pero invaluable en las manos de alguien.

De esta ansiedad aun vigente; a la que he tratado de huir, le he gritado maldición, le he puesto cara de nada, he golpeado igual que como me pega, y le he dicho hasta aquí… es mi enfermedad, y yo creo según mis cálculos y según como la conozco… logre por fin creer que si su regalo es insensible… al fin va a acabar conmigo :D … ese es el chance.

Pero cuán grande y maravilloso regalo es al fin recibir, un verdadero para siempre, un gran si, un inigualable (21.5.  1.13.16) que me haga temblar, llorar otra vez, volverme loco… ya lo extraño, vivir en mi propio mundo utópico, de forma ilógicamente real.

Todo pensamiento, sentimiento, basura, o engaño, puede ser arrancado de mi corazón, y de esta memoria tan defectuosa… porque ese es mi gran prodigio.